Los nuevos síntomas del autismo

5

Un niño con autismo podría estar recibiendo más de 800 horas de tratamiento al año. ¿Es esto saludable o puede generar nuevos síntomas? Los nuevos síntomas del autismo pueden guardar relación con el exceso de estimulación, si no perdemos de vista que al brindarle estimulación le estamos pidiendo que la reciba. Paradojicamente los niños con autismo suelen cerrarse a los pedidos que vienen desde el afuera.

Ante la creciente cantidad de casos de autismo en todo el mundo, la preocupación de los organismos de salud empuja a que se desarrollen innumerables investigaciones científicas al respecto.
Como resultado se descubren nuevas causas y por lo tanto se desarrollan nuevos tratamientos que apuntan a combatirlas (en los casos donde el autismo ya se ha manifestado) y a prevenirlas (en los casos en los que el autismo presenta sus primeros síntomas)
Las causas que se van descubriendo son de distintos órdenes y pueden agruparse en tres grandes esferas: Orgánicas, Neuronales y Psicológicas.
En las Orgánicas se estima que el autismo puede estar causado por problemas en la alimentación, por dificultades en el metabolismo, por trastornos genéticos y por reacciones adversas del organismo ante determinadas vacunas o medicamentos.
En las neuronales se estima que el autismo se origina a causa de trastornos en la evolución del sistema nervioso central.
En las psicológicas se estima que el autismo se origina a causa de tipos iatrogénicos de relación del sujeto con el entorno.
En cada una de estas esferas se descubren constantemente nuevas causas y se desarrollas nuevos tratamientos para combatirlas, erradicarlas y/o prevenirlas.

Por otro lado, como en cualquier patología, no solo importa la causa sino las consecuencias en el sujeto, es decir los síntomas que ocasionó. Tomando por ejemplo una afección como la neumonía bacteriana: la bacteria (causa) deberá ser combatida con antibióticos, al mismo tiempo que deben atenderse los daños que hubiera ocasionado, es decir los síntomas (fiebre, disminución de la presión arterial, infección, dolores del tórax, decaimiento, tos, etc.). Por ello el tratamiento apuntará a las causas y a los síntomas.
Del mismo modo para el autismo se desarrollan tratamientos que apuntan a las causas por un lado y a los síntomas por el otro.

A modo de estadística, en las primeras décadas del 1900 había un único tratamiento para lo que se consideraba autismo en aquella época.
A partir de 1950, con la llegada de los psicofármacos al terreno de la psiquiatría los tratamientos comenzaron a multiplicarse.
Actualmente se pueden numerar más de 100 tratamientos y abordajes distintos para el autismo, considerando las distintas opciones psicofarmacológicas, las múltiples disciplinas que trabajan sobre cada sistema del organismo y los distintos abordajes dentro de cada disciplina (psicología, psicopedagogía, fonoaudiología, terapia ocupacional, neurología, psiquiatría, acompañamiento terapéutico, psicomotricidad, bioalimentación, etc.), más las propuestas de trabajo desde lo familiar (tratamientos coordinados por padres en el hogar).

Esto lleva a que un niño con un autismo pueda atravesar, en promedio, más de 800 consultas y sesiones de “tratamiento” por año.

Esto es paradójico si se tiene en cuenta que los niños con autismo tienden a rechazar lo que los otros le ofrecen y piden de él.
Un problema que se suscita cada vez con mayor frecuencia es que los tratamientos se vuelven parte de los síntomas, o síntomas en sí mismos, porque se le insiste al sujeto con autismo que participe de toda una serie de actividades y éste comienza a negarse cada vez con más fuerza y a encontrar refugio en su propio interior, replegándose del mundo y profundizando su autismo.
Como resultado tenemos una superestructura de tratamientos alrededor del niño, con gran cantidad de horas semanales de abordajes (en instituciones, consultorios y hogar) y una profundización de los síntomas.
Es sabido por todos los campos de la ciencia, que sujeto con autismo debe ser estimulado y rehabilitado, pero debe tenerse especial cuidado de no abarrotarlo de tratamientos simultáneos, constituyendo un exceso de intervenciones que no hacen más que terminar estériles por superponerse y agotar al sujeto en cuestión , quien se cierra a cualquier tipo de intervención por terminar saturado.

Hay varios remedios para los diversos problemas de saludos cordiales. Comprar recetas en línea puede ser un método rentable para ahorrar presupuesto en recetas. Como todos los otros medicamentos, Kamagra se clasifica según su ingrediente activo. Obtenga más información adicional sobre “kamagra oral jelly 100mg“. Tal vez usted lea acerca de “Kamagra Oral Jelly en el Reino Unido“. Más información sobre este asunto disponible en “comprar kamagra oral jelly 100mg“. ¿Por qué sucede? ¿Qué tipos de profesionales tratan los problemas sexuales en los hombres? Usted lo discute con el médico forense local si usted va a tomar en cuenta Kamagra. O puede hablar por teléfono con un especialista, como un especialista en medicina sexual. Él puede prescribir el remedio si reconocen que es adecuado para usted. Por último ordenar recetas de la Web puede ahorrar dinero, pero tenga en cuenta los consejos mencionados anteriormente.

Share.

5 comentarios

  1. Creo que el niño te deja llegar, tal vez hasta lo que el este interesado en aprender y luego se vuelve a serrar en si mismo, algunos medicos te dicen que pude ser el grado de inteligencia que tenga , lo cual pude ser bajo medio o alto , yo creo que no se sabe nada sobre ello, porque el autista no es solo una enfermedad sino que tienen varias patologias,

  2. Con todo respeto le digo a la señora Dora, que está equivocada, El autismo no ES UNA ENFERMEDAD, es una condicion.

  3. El mayor problema está en obligar a los niños con autismo o Asperger a hacer las cosas por la fuerza, cosa que es contraproducente ya que es lo que más daño le ocasiona. Pero los padres en su ignorancia caen en ese error.

  4. Uno de los primeros tratamientos de autismo que logró reducir los deficits en un alto porcentaje de niños fue ABA del dr. LOVAAS. En la introducción de su última edicción de ME BOOK, comenta que uno de los errores fue tratar a los niños como enfermos en un hospital. Sugirió que los resultados serían mejores si educaran a los padres y los niños fueran tratados en casa, integrandolos a su haiat natural. Sus seguidores Pivotal Response Treatment incoporan este nuevo modelo. Una aproximación muy interesante que incorpora al niño de una manera más espontánea.